Se trata de una Casa Rural construida en 1.995 al más fiel estilo rural vasco. En ella residen durante todo el año, Xeri, Antton y sus hijos Ibon y Beñat.
Su privilegiada situación hace de Itsas Lore un mirador excepcional, con vistas sobre el Cantábrico y en un entorno de viñedos y parques naturales. 
Para amantes del turismo relacionado con la naturaleza y el descanso. 
Tiene capacidad para 8 personas.